martes, 29 de septiembre de 2009

El Pirineo Aragonés y el Turismo Rural

El Pirineo es "un bastión seguro" para el turismo "en época de crisis"


El Gobierno aragonés entregó ayer sus galardones con motivo del Día Mundial del Turismo

El viceconsejero de Turismo del Gobierno de Aragón, Javier Callizo, presentó ayer los datos sobre el turismo la Comunidad autónoma durante los primeros ocho meses del año. Las cifras fueron ofrecidas con motivo de la celebración del Día Mundial del Turismo, en el que el Gobierno autonómico entregó sus galardones en un acto presidido por su vicepresidente, José Ángel Biel, y además tuvo lugar una reunión del Consejo de Turismo de Aragón en la que se analizaron la situación y los retos de este sector.

Las cifras "no obvian la crisis", aseguró Callizo, quien reveló que en Zaragoza la actividad turística ha descendido casi un 30 por ciento, mientras que, en Huesca y Teruel, la caída ha sido del 6 y el 1 por ciento, respectivamente. Zaragoza es "la responsable de la mayor caída que podemos recordar en los últimos años" en el sector turístico, destacó Callizo, para subrayar que este descenso se debe al "efecto post Expo".

En cuanto al Alto Aragón, el consejero aseguró que el Pirineo "resiste bien la crisis", y señaló que las cifras de frecuentación "escasamente encajan una pequeña caída respecto al mismo periodo del 2008″. Según Javier Callizo, es necesario hacer "un análisis fino", y consideró que una bajada del 6 por ciento "es mucho mejor que la media nacional", que es del 4 por ciento, porque "lo es sobre un año -el 2008- que en el Pirineo fue muy bueno, mientras que la caída en el ámbito nacional fue sobre un año que ya fue malo", puesto que la crisis en el sector llegó más tarde a Aragón que a otras comunidades, según explicó.

La campaña de nieve fue "magnífica" en el Pirineo, afirmó Callizo, y "Aragón se ha convertido en líder en España" en cuanto a este tipo de turismo, por lo que consideró que el Pirineo supone un "bastión seguro en época de crisis".

Por su parte, Biel se mostró partidario de aprovechar las oportunidades que ofrece una crisis como la actual para potenciar más, si cabe, determinados sectores que son una alternativa, en referencia al sector turístico, del que dijo representa casi el 10% del PIB y el 8% del empleo en Aragón, además de ser una actividad extendida por toda la Comunidad, con lo cual se consolida también el territorio. Además, el vicepresidente hizo hincapié en la transformación que está viviendo Aragón y en el gran esfuerzo que se está haciendo, no sólo en el sector de la nieve, sino en el turismo en general.

MEDALLAS, PLACAS Y DISTINCIÓN ESPECIAL

El Gobierno aragonés entregó ayer, con motivo de la celebración del Día Mundial de Turismo, las distinciones que anualmente concede para reconocer la labor de empresas, organizaciones y profesionales del sector turístico de Aragón.

La Medalla al Mérito Turístico de Aragón fue para el Cabildo Metropolitano de Zaragoza, síntesis y unión de los antiguos Cabildos de La Seo y del Pilar, "por su gran dedicación y esfuerzo en la promoción cultural, turística y religiosa de la Catedral del Salvador y de la Basílica del Pilar, así como de la Ruta Mariana", explicó el Ejecutivo autonómico en un comunicado remitido a este periódico.

Asimismo, se entregaron placas de reconocimiento al mérito turístico y distinciones especiales. Varios fueron los galardones que recalaron en el Alto Aragón. En concreto, a título individual recibieron uno, en el apartado de empresarios, los hermanos Briceño Seoane e hijos, en reconocimiento a la trayectoria empresarial de más de 80 años. El grupo de empresas aragonesas Brial cuenta con participaciones en diversas sociedades como Lacuniacha.

En el capítulo de escritores, periodistas y fotógrafos, el premiado fue Fernando Biarge López, en reconocimiento a su trayectoria profesional de difusión y promoción de la cultura aragonesa.

En lo referente a personas jurídicas, fue galardonado, en el apartado de empresas de hostelería, el hotel Casa Ruba, de Biescas, en reconocimiento "a su trato familiar y profesionalidad en el sector turístico de Aragón que se ha convertido, desde su fundación en 1884, en todo un clásico del sector en Aragón". En el capítulo de empresas de restauración, recibió un galardón el restaurante A Cadiera de Jaca, "por su contribución al desarrollo de la restauración tradicional aragonesa con productos de calidad, resaltando sus singulares Jornadas Gastronómicas".

El camping Peña Montañesa, de Labuerda, recibió la placa en la categoría de empresas de camping, balnearios, agencias de viaje y turismo rural, "por su destacada aportación al desarrollo del turismo en Aragón y por sus magníficas instalaciones y servicios, que lo convierten en una referencia de calidad en el sector del camping", mientras que la confitería Echeto, Casa Fau y Chez Claudine, todos ellos establecimientos de Jaca, fueron galardonados en el apartado de empresas de oferta complementaria, "por su contribución decisiva a la consolidación del histórico marco de la Plaza de la Catedral de Jaca como espacio turístico singular de primer orden y por haberse convertido en un clásico de la oferta turística complementaria de la citada localidad".

En la categoría de instituciones públicas, fue galardonado el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, en reconocimiento a la proyección nacional e internacional de Aragón como destino turístico; y los Danzantes de Huesca recibieron una distinción especial por su contribución al mantenimiento de la cultura y las tradiciones aragonesas como atractivo turístico.

Fuente: Diario del Alto Aragón.

Martes, 29 de Septiembre de 2009

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada